Disfunción Eréctil
Hecho verificado Hecho verificado
¿Qué es la Disfunción Eréctil?

¿Qué es la Disfunción Eréctil?

La disfunción eréctil es una condición bastante común. Es donde un hombre no puede tener o mantener una erección que sea lo suficientemente firme (o que dure lo suficiente) para tener relaciones sexuales.

Los síntomas de la disfunción eréctil pueden variar desde muy moderados y ocasionales hasta severos y frecuentes. La impotencia en los hombres es más probable a medida que envejecen, pero también puede ocurrir en hombres más jóvenes.

Entonces, ¿qué significa la disfunción eréctil para nuestra salud en general y qué significa la disfunción eréctil para nuestra vida sexual? ¿Es permanente y qué podemos hacer al respecto?

Daniel Atkinson
Revisado médicamente por
Daniel Atkinson, Jefe médico

Síntomas de la disfunción eréctil

Los síntomas de la disfunción eréctil pueden variar en gravedad y afectar a diferentes hombres de diferentes maneras. Los síntomas de la disfunción eréctil y otros problemas relacionados indirectamente con ella pueden incluir:

The symptom The details
Capacidad para tener una erección parcial, pero no siempre. El pene no aumenta de tamaño cuando hay excitación o estimulación sexual, ni siquiera cuando el paciente quiere tener relaciones
Capacidad para tener una erección, pero que dura poco tiempo. Capacidad para tener una erección parcial o completa, pero que no dura lo suficiente como para mantener relaciones. Después de algún tiempo, las erecciones no son lo suficientemente firmes para la penetración
Incapacidad de tener una erección. Estar excitado, pero no lograr una erección .
Disminución de la libido. La disminución de la libido significa que no te apetece mantener relaciones o tener una erección Puede estar relacionado con problemas en la pareja, estrés, cansancio o enfermedades preexistentes .
Estar triste o sin ánimos. La incapacidad de tener o mantener una erección hace que aparezca la sensación de no ser suficiente o un estado de ánimo bajo.
Tabla de contenidos
Revisado médicamente por
Dr. Daniel Atkinson
Jefe médico
el noviembre 09, 2022.
Conoce a Daniel  
Daniel
¿Fue útil este artículo?

¿Cuándo se considera que los problemas de erección son disfunción eréctil?

Los trastornos de erección como la disfunción eréctil son frecuentes y afectan a la mayoría de los hombres en algún momento de sus vidas.

Si solo pasa a veces, no hay de qué preocuparse. Si vuelves a tener relaciones sexuales sin problemas y de forma regular después de un episodio de disfunción eréctil, no hace falta que consultes con un médico o que tomes medidas en el asunto. Es probable que fuera un caso aislado.

Pero, si notas que la calidad de tus erecciones disminuye con el tiempo o si la erección se desvanece mientras tienes relaciones y ha empezado a pasarte más a menudo que antes, podrían ser síntomas de la aparición de la disfunción eréctil. Este es el tipo de impotencia que es más probable padecer a medida que pasan los años y la suelen padecer hombres mayores (pero no siempre).

ed-specs-02

Con el tiempo, la salud cardiovascular puede empeorar. Esto puede deberse al estilo de vida, enfermedades preexistentes o puede ser algo natural que sucede cuando nos hacemos mayores; y además hace que sea más probable tener erecciones parciales más a menudo o síntomas de disfunción eréctil, ya que las erecciones dependen de la circulación sanguínea y del sistema vascular.Si has tenido síntomas de disfunción eréctil al tener relaciones sexuales, pero puedes masturbarte o te despiertas con una erección, también conocidas como «erecciones matutinas», el tipo de disfunción eréctil que padeces podría ser por causas psicológicas.

La disfunción eréctil psicológica (o psicógena) puede derivar de problemas de salud mental como la depresión o la ansiedad, pero si la idea de tener relaciones sexuales provoca presión o estrés, esto también puede causarla.

El alcohol y las drogas pueden afectar a la calidad de las erecciones, por eso, si bebes para sentirte más seguro de ti mismo o desinhibirte, ten en cuenta que esto puede dificultar aún más que tengas una erección.

¿Cómo es tener disfunción eréctil?

No siempre es fácil reconocer los problemas de erección. Cualquier hombre puede experimentar disfunción eréctil y, para los médicos y especialistas, es difícil diagnosticarla solo con una exploración clínica, como si fuera una erupción o una infección cutánea, por ejemplo.

La disfunción eréctil tiene más que ver con los síntomas que tú notes con el tiempo y con cómo os sintáis tú y tu pareja al respecto. Por eso, para diagnosticarla, el médico te hará algunas preguntas como las siguientes:

  • ¿Tienes problemas de erección a menudo?
  • Por lo general, ¿cómo de firme o rígido se vuelve tu pene cuando te excitas?
  • ¿Puedes penetrar a tu pareja durante el sexo a menudo?
  • ¿Disfrutas de las relaciones sexuales?
  • ¿Sientes deseo sexual a menudo?

También te preguntarán sobre si tienes enfermedades preexistentes o si estás tomando alguna medicación, ya que esto influye en tu capacidad para tener o mantener una erección. Puede que también sea necesario que tomes nota de tus experiencias con la disfunción eréctil o pongan a prueba tus erecciones nocturnas para poder diferenciar las causas físicas de las psicológicas.

Otros signos de alarma de la disfunción eréctil

Los signos de alarma de la disfunción eréctil no siempre son claros y bien definidos. Los síntomas más habituales y que se reconocen mejor son, por ejemplo: tener erecciones parciales, tener erecciones pero que no duren lo suficiente para tener relaciones o no poder tener una erección en absoluto.

Pero hay otros signos que también hay que tener en cuenta, como la pérdida del deseo sexual o la libido. Evaluar la libido también resulta complicado, ya que es algo subjetivo. Todos definimos la satisfacción sexual de formas diferentes; pero, por norma general, si tu falta de interés en el sexo te provoca angustia o influye en tu calidad de vida, puede que sea necesario consultarlo con un médico.

Las causas más comunes de una libido baja son los problemas en la relación, el exceso de familiaridad con la pareja, pérdida de la atracción sexual, discusiones frecuentes o problemas sin resolver. Los problemas sexuales como la eyaculación precoz o la disfunción eréctil también pueden influir. Por ejemplo, si te cuesta tener una erección, puede que empieces a evitar tener relaciones sexuales en vez de afrontar el problema.

Otros signos de alarma relacionados con la disfunción eréctil son los problemas de salud mental: la depresión, la ansiedad, el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y el trastorno de personalidad pueden contribuir a los síntomas de la disfunción eréctil y a reducir la libido.

¿Existen diferentes tipos de disfunción eréctil?

La impotencia en hombres o los problemas de disfunción eréctil se dividen de grandes rasgos en dos grupos:

Si tienes una erección, pero no se mantiene durante el sexo, si tienes erecciones parciales o si no puedes tener una erección en absoluto y has notado que estos cambios aparecían de forma gradual, puede que padezcas disfunción eréctil física.

La disfunción eréctil física sucede cuando la sangre no puede fluir hacia las dos cámaras en el interior del pene denominadas cuerpos cavernosos. Para que esto suceda, los vasos sanguíneos tienen que dilatarse cuando la persona se excita y luego volver a contraerse una vez la sangre esté en el pene para mantenerlo firme. Sin embargo, un estilo de vida poco saludable y algunas enfermedades pueden dañar el sistema vascular y los vasos sanguíneos, lo que hace que sea más difícil tener una erección.

El segundo «tipo» de impotencia en hombres es más psicológica. Los problemas de salud mental o que tener sexo provoque ansiedad pueden hacer que aparezcan síntomas de la disfunción eréctil y suele darse en hombres más jóvenes que están más sanos.

A veces, factores físicos y psicogénicos pueden influir en los síntomas de la disfunción eréctil a la vez.

Dificultades para tener una erección

Si no puedes tener una erección puede que no necesites consultar con un médico de inmediato. Puedes empezar a tomar algunas medidas si esto está afectando a tu vida sexual.

Para empezar, intenta cambiar tu estilo de vida para ver si notas algún cambio, por ejemplo: llevar una dieta equilibrada y mantener un peso saludable dentro del Índice de Masa Corporal (IMC) [4], hacer ejercicio (unos 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de ejercicio más intenso son las recomendaciones semanales para mantenerse saludables y reducir riesgos. Si fumas, intenta dejarlo y si bebes mucho, intenta reducir tu consumo para que no sean más de 14 unidades de alcohol a la semana. Además, intenta dormir entre seis y ocho horas. La falta de sueño también contribuye a la disfunción eréctil y aumenta el riesgo de padecer algunas enfermedades que contribuyen a padecerla.

Después de tomar todas estas medidas, si aún no puedes tener una erección, es necesario consultar con un médico o especialista.

¿Qué hago si no puedo tener una erección?

¿Qué hago si no puedo tener una erección?

Si no has podido tener una erección durante semanas, aunque hayas querido y te hayas excitado, eso sería un síntoma claro de padecer disfunción eréctil grave. Si este es el caso, es recomendable que hagas el cuestionario del Índice Internacional de la Función Eréctil (IIFE).

En este cuestionario, encontrarás preguntas sobre tus síntomas y deberás responder con una «puntuación» del 1 al 5. Al final, la puntuación que obtengas hará que tengas una mejor idea sobre tus síntomas y el tipo de disfunción eréctil que tienes.

¿Cómo de firme tiene que ser una erección?

Un pene erecto por completo debe estar firme y rígido, sobre todo si se mantienen relaciones sexuales con penetración. Si notas que tu erección no está lo suficientemente firme, sobre todo cuando estás excitado, esto puede ser un síntoma de disfunción eréctil.

Algo que puedes probar es medir la firmeza de tus erecciones durante un tiempo, por ejemplo, cuatro semanas. Puedes «puntuar» tus erecciones de la siguiente manera:

  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

El pene no aumenta de tamaño.

El pene aumenta de tamaño, pero no está firme.

El pene está firme, pero no lo suficiente para una penetración.

El pene está lo suficientemente firme o rígido para la penetración, pero no está del todo erecto.

El pene está firme y rígido.

El hombre sano promedio siempre tiene una erección con un 4 de puntuación al excitarse, pero también es normal que alguna vez sean más bajas.

Si la firmeza de tus erecciones tiene una media de 3 o 4 puntos o menos, no son tan firmes como deberían (o podrían) ser, y puede ser un indicio de disfunción eréctil.

Dificultades para mantener la erección

Algunos hombres, cuando se excitan, tienen una erección tal y como esperaban, pero no pueden mantenerla el tiempo suficiente para mantener relaciones.

Si tienes problemas para mantener una erección o el pene no se mantiene firme mientras estás excitado, es un signo claro de disfunción eréctil. Puede que padezcas una disfunción eréctil moderada, ya que sería grave cuando no puedes siquiera tener una erección.

Que la erección no se mantenga durante el sexo puede ser tanto un síntoma de disfunción eréctil física como psicológica. Puedes afrontar los problemas psicológicos al mejorar tu estilo de vida y tu estado de salud en general, también sirven los ejercicios de suelo pélvico, aunque su eficacia no está del todo estudiada.

Si no puedes mantener una erección y piensas que las causas son psicogénicas, intenta también hablarlo con tu pareja. Los problemas relacionados con la libido o los problemas en una relación también causan disfunción eréctil psicológica. Si piensas que el problema tiene que ver con tu salud mental en general, puede que hablar con un psicólogo o especialista también te ayude.

Aun así, si aún tienes problemas para mantener la erección después de seguir estas indicaciones, lo recomendable es consultar con un médico y analizar la situación.

¿Cuánto dura una erección?

El tiempo que dura una erección varía según la persona. Puede definirse como el período de tiempo desde que se tiene una erección hasta que se eyacula. Un estudio en el que participaron 500 parejas reveló que, de media, se tarda en eyacular unos 5 minutos y medio .

Aun así, es imposible mantener una erección después de la eyaculación, esto se denomina el periodo refractario masculino. ¿Y mantener una erección cuando no eyaculas?

La tumescencia peneana nocturna (TPN), conocida también como las erecciones matutinas, son las erecciones que ocurren mientras duermes. Son muy habituales en hombres sanos y cada una puede durar de 25 a 35 minutos y pueden ocurrir hasta tres o cinco veces cada noche,

El período de tiempo que dura la erección es subjetivo y depende de lo cómodo y satisfecho que te sientas. Si no estás conforme con el tiempo que duran tus erecciones, puedes practicar con ejercicios para controlarlas, como los ejercicios de suelo pélvico.

También puedes probar con la técnica del edging para aprender a controlar tus orgasmos: la técnica consiste en reducir la estimulación sexual en el momento del orgasmo para parar y evitar la eyaculación en ese momento. Se debe esperar un poco hasta que te vuelvas a sentir cómodo y después volver a mantener relaciones. Esta práctica se creó para tratar la eyaculación precoz en 1956, pero también puede ayudar cuando no es posible mantener una erección .

¿Cómo repercute padecer disfunción eréctil en mi vida sexual?

Quizás pienses que tener buenas erecciones sea algo clave para tu vida sexual y, en estos casos, es verdad. Aun así, es posible mantener relaciones sexuales sin una erección, y eso tiene mucho que ver con lo que definimos como «relación sexual».

Si piensas que las relaciones sexuales tratan solo de la penetración, es posible que la disfunción eréctil sea un gran problema para tu vida sexual. Sin embargo, existen otras actividades, como el sexo oral, con las que tú y tu pareja podéis satisfaceros sexualmente más allá de la penetración. Una buena idea sería hablar sobre tus síntomas con tu pareja y sobre cómo podéis mantener relaciones sexuales sin tener una erección. Otras opciones también son los juguetes sexuales, las prótesis y los succionadores.

Puede que la impotencia sea algo frecuente para los hombres, pero no significa que no puedas volver a tener relaciones íntimas. Es posible tener un orgasmo y eyacular con una erección parcial y puedes tener un orgasmo sin ni siquiera tener una erección. Las técnicas de meditación y relajación son también una buena forma de lidiar con la disfunción eréctil .

¿Es la disfunción eréctil algo permanente?

La disfunción eréctil puede llegar a ser difícil y puede causar angustia en lo personal, pero no tiene que durar para siempre. Lidiar tanto con las causas físicas como con las psicológicas puede influir en cuánto dura.

Por ejemplo, un estudio publicado en la revista Journal of Sexual Medicine reveló que, después de 5 años, las tasas de remisión de los participantes eran de un 29 %. Indicaron que: «La disfuncionalidad sexual en hombres mayores es un trastorno dinámico cuyas incidencias y remisiones se predicen por medio de una serie de factores de riesgos modificables» . En otras palabras, cambiar algunos aspectos de nuestra vida y llevar un estilo de vida más saludable ayuda con el tiempo a mejorar la disfunción eréctil y, en algunos casos, a eliminar los síntomas.

Sin embargo, si tus síntomas no han cesado después de hacer estos cambios o si has padecido disfunción eréctil durante algunos años y ha influido en tu calidad general de vida, hay muchos tratamientos eficaces y seguros disponibles para ti.

¿Cómo puedo saber si padezco disfunción eréctil?

¿Cómo puedo saber si padezco disfunción eréctil?

Si no estás seguro, contesta al cuestionario para evaluar los síntomas de la disfunción eréctil de Treated. Es fácil y rápido, ha sido diseñado por médicos y te ayudará a comprobar si la padeces o no.

También puedes consultar con un médico o especialista, sobre todo si es la primera vez que tienes disfunción eréctil. Ellos revisarán tus antecedentes médicos y los medicamentos que has tomado y esto les ayudará a diagnosticarla y a establecer las causas de tus síntomas.

Reference Popover #ref9
Reference Popover #ref8
Reference Popover #ref7
Reference Popover #ref6
Reference Popover #ref5
Reference Popover #ref4
Reference Popover #ref3
Reference Popover #ref2
Reference Popover #ref1
Esta página ha sido revisada médicamente por Dr. Daniel Atkinson, Jefe médico, Asesor médico el noviembre 09, 2022. Próxima revisión vence el noviembre 09, 2024.

Sourcing guidelines:

Treated has strict sourcing guidelines and relies on peer-reviewed studies, academic research institutions, and medical associations. We avoid using tertiary references. You can learn more about how we ensure our content is accurate and current by reading our editorial policy.

Te ayudamos a elegir mejor.

¿Qué te gustó de él?

¿Qué no te gustó?

Sugerir un tratamiento

Si hay un tratamiento o condición en particular que está buscando, infórmenos y lo investigaremos por usted.

Es posible que le enviemos un correo electrónico sobre su envío, pero puede optar por no recibir estas comunicaciones en cualquier momento que lo desee.

Infórmanos sobre un problema

Acepto los términos de uso .
Es posible que te enviemos un correo electrónico sobre el problema, pero puedes optar por no recibir estas comunicaciones en cualquier momento que lo desees.

Pregunte o sugiera algo.

Envíe su pregunta aquí o díganos si ha encontrado un problema en nuestro sitio.

Es posible que le enviemos un correo electrónico sobre su consulta, pero puede optar por no recibir estas comunicaciones en cualquier momento que lo desee.

Haz una pregunta

Acepto los términos de uso .
No utilice este formulario para hacer preguntas sobre su tratamiento específico ni para compartir información médica personal. Cualquier pregunta sobre su tratamiento debe enviarse a nuestros médicos desde su cuenta o enviarse por correo electrónico a nuestro equipo de atención al cliente. Es posible que te enviemos un correo electrónico sobre tu envío, pero puedes optar por no recibir estas comunicaciones en cualquier momento que lo desees.

Nos pondremos en contacto con usted muy pronto. Nuestro objetivo es responder a todas las consultas en un día hábil.

Estás suscrito a nuestro boletín. Esté atento a su bandeja de entrada para nuestra última actualización.

news-letter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para conocer las últimas novedades sobre Disfunción Eréctil y más.

Al hacer clic en 'Suscribirse ahora', aceptas nuestra Política de privacidad.